In memoriam!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

In memoriam!

Mensaje por Alma el Lun Mar 12 2012, 00:12


Alma
Oficial
Oficial


Volver arriba Ir abajo

Re: In memoriam!

Mensaje por Invitado el Lun Mar 12 2012, 05:45

Unos días despues de aquella masacre, escribí algo para una emisora de radio chiquita en la que colaboraba.
Creo que hoy es un buen día para recordar lo que sentí en aquellas fechas y aquí lo traigo:

Madrid, 16 de Marzo de 2004. Radio Enlace.


Para la sección “Si no Revindicas, klaudicasss”de esta semana estaba elaborando un par de trabajos pero, en vista de los acontecimientos acaecidos en Madrid el pasado día once, creo que cualquier reivindicación que no sea la del derecho a la propia vida, me parecería algo pobre, nimio, insustancial, carente de sentido en el día de hoy.

Mucho se ha especulado durante estos días acerca de quienes pueden ser capaces de hacer una cosa así. Cuales pueden ser las razones por las que alguien pueda justificar una barbarie de esta envergadura. La gente no puede entender, los occidentales no comprendemos como esos islamistas radicales pueden realizar un crimen tan horrendo y dormir con la conciencia tranquila.

No creo necesario incidir en que, por supuesto, esto ha sido un acto criminal, cobarde y ruin. Quienes lo hayan cometido, no tienen ni tendrán nunca una justificación. No la tendrían siquiera, aunque las víctimas hubieran sido responsables directas de la invasión militar de Irak, o de Afganistán, o de cualquier otra injusticia que se nos ocurra. Nada, absolutamente nada justificaría un hecho de estas características, en donde las deudas se cobran en vidas humanas.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que este tipo de actos, deben ser igualmente condenados, aborrecidos; tanto si se cometen desde la clandestinidad, parapetados tras un pasamontañas y un velo de oscurantismo, como si sus autores están enfundados en un reluciente uniforme del ejército; de cualquier ejército y a plena luz del día.

Cuidado. Con esto no pretendo quitar yerro a la masacre del pasado jueves, ni mucho menos. Sea cual fuere el fin perseguido, nunca será justo ni honrado, si se consigue por medio de la violencia. Lo que pretendo decir es eso, que nunca podemos aprobar que se cometan actos violentos. Ni cuando lo cometen los llamados terroristas y los definimos como atentados criminales, ni tampoco cuando es el gobierno de un Estado soberano el que decide invadir otro Estado soberano, y lo llamamos ofensiva militar de defensa propia.

Las bombas lanzadas desde los “cazas” norteamericanos, o los proyectiles remitidos por infantes de la OTAN. están asesinando a decenas de civiles inocentes en las ciudades de muchos, de demasiados pueblos en todo el mundo.

Civiles inocentes que nada tenían que ver con el terrorismo ni con la política y, cuyos familiares tampoco pueden comprender como nosotros los occidentales apoyamos a esos políticos y militares que llevan a cabo semejantes crímenes. Ellos ven como caen sus pacíficos vecinos mientras están trabajando en los campos o en las ciudades, sin armas, sin otra ideología que la de sacar a los suyos adelante, como cualquier hijo de vecino.

Podríamos argumentar que no es lo mismo. Que nosotros solo enviamos tropas a aquellos lugares en que sus dirigentes apoyan el terrorismo, o donde unos dictadores exterminan las libertades, y las vidas de las minorías étnicas y a los adversarios políticos o religiosos.

Pero lo cierto es que, lo mismo de lo que se acusa a Sadam Husseín con respecto de los kurdos de su territorio, lleva haciendo el gobierno de Ankara desde hace décadas. La única diferencia consiste en que Turquía forma parte de la OTAN. y por tanto es un país aliado, mientras que Irak es el segundo productor mundial de petróleo y es necesario tenerlo bajo control, (bajo control de los occidentales claro).

Si hablamos de Afganistán podemos decir que igual que el mulá Omar dio cobijo al terrorista Bin Laden, también el gobierno de Israel, no solo da cobijo, sino que además ha convertido en su presidente al terrorista responsable de las matanzas de los campos de refugiados palestinos de Sabra y Sátira de 1982 . Sí, me refiero a Ariel Sharon.

No es necesario mencionar aquí quien ha enseñado a Bin Laden todo lo que sabe sobre técnicas de sabotaje y terrorismo. También pasaré por alto todo lo que el gobierno de Israel lleva fustigando desde el principio al pueblo palestino. Existen dos varas muy diferentes de medir. Parece que existen ciudadanos de primer y de segundo orden en el mundo (desde el prisma de los occidentales)

Insisto en que no pretendo validar los atentados de Atocha, (nada más lejos de mi intención) pero, si me gustaría pedir a nuestros políticos que no den ellos argumentos mediante sus políticas de intervención en Estados soberanos, para que sus “lideres religiosos” engatusen a sus ciudadanos a que emprendan una Yihad contra el enemigo infiel de Occidente.

Dejémonos de hipocresía. Si en verdad buscamos la Paz con mayúsculas y para todos, trabajemos en serio para conseguirla. Aunamos esfuerzos y dejemos de lado las excusas que ya no nos creemos ni nosotros mismos.

Aceptemos que si no tenemos, y queremos petróleo o gas natural, debemos pagar su precio a los exportadores igual que ellos pagan los productos que nos consumen. Si pretendemos arrebatárselo porque creemos que son inferiores a nosotros, luego puede pasar lo que vimos el otro día en nuestros trenes. No podemos ir de prepotentes por la vida y luego, cuando ellos intentan defenderse con los únicos medios de que disponen, nos echamos las manos a la cabeza y decimos que no lo entendemos. ¿Queríamos que se quedasen de brazos cruzados mientras les robamos la única forma de subsistir que poseen?.

Tratemos de entender que ellos los árabes, tienen los mismos derechos que cualquier otro pueblo a beneficiarse del usufructo de sus productos al igual que nosotros los occidentales. Aprendamos a respetar si queremos ser respetados.

Y dicho todo esto, no me gustaría irme sin dar un fuerte aplauso a la población civil de Madrid. Me quito el sombrero ante la solidaridad de los vecinos, los conductores que hicieron de sus vehículos ambulancias improvisadas. La asistencia a los bancos de sangre, a las manifestaciones llenas de rabia y dolor pero con absoluto civismo. Esos respetuosos minutos de silencio en centenares de empresas y edificios públicos. Es un gran orgullo para mí poder decir que pertenezco al pueblo de Madrid.

Y por supuesto un cariñoso abrazo a todas las víctimas y a sus familiares. Y nada más por hoy, esperemos que esto al menos nos sirva como lección, una dolorosa lección para que de ahora en adelante respetemos los bienes y las culturas de otros pueblos. Hasta la próxima semana si vosotros sí lo queréis. ¡Si no Revindicas, klaudicasss!.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.